Imprimir

El color en los escaparates

Publicado el por

El color en los escaparates

¿Por qué se decoloran las cosas al sol?

Dependiendo del objeto, los colores desaparecen o se degradan en cualquier superficie con la acción del sol, lo que llamamos comúnmente “se le ha comido el color”.

La mayoría de los colores que desaparecen al sol, provienen de tintes orgánicos. Estos son diferentes a los pigmentos minerales, cuyos colores no desaparecen por la acción del sol (como unas rocas rojas que no se vuelven blancas al sol). Los compuestos orgánicos que tienen series alternativas y largas de vínculos dobles e individuales entre sus estructuras de carbono se denominan “sistemas conjugados”.

 En ellos, estas series de lazos actúan como un electrón orbital enorme. Lo que ocurre es que los niveles de energía de estas órbitas conjugadas corresponden con los niveles de energía de los fotones visibles. Éstos terminan absorbiendo ciertos colores de la luz blanca, dejando detrás otros colores.

Los vínculos dobles de estos sistemas orgánicos conjugados son susceptibles a varias reacciones oxidantes, como las que causaría la lejía. La luz ultravioleta del sol puede romper esos lazos dobles, desestructurando el sistema conjugado para interpretarlos como compuestos incoloros. Es como si tomáramos la cuerda de una guitarra, que tiene una frecuencia (color) especial y la cortáramos por la mitad, ya no vibrará con el sonido correcto. Por lo que, si dejamos un tinte orgánico a la luz del sol por mucho tiempo, los rayos ultravioletas romperán los vínculos que crean los colores.

La luz visible y ultravioleta pueden interactuar y romper enlaces químicos, no lazos nucleares o subatómicos. El color se produce en un aspecto químico, en los niveles orbitales del electrón, y no en un nivel del núcleo atómico. Los fotones creados en dicho nivel del núcleo atómico están en el nivel de los rayos gamma.

 

Comentarios: 0

Solo los usuarios registrados pueden poner comentarios.
Identificarse y añadir comentario Regístrese ahora